9/06/2009

Nueva metodología en la exploración de Petróleo

Lo que nos dicen las rocas
Por: Erminda Vecino
Prensa Ecopetrol
Cualquier roca que yace en el terreno o bajo él, contiene una infinidad de información que a la luz de los expertos puede ser interpretada basándose en el polen, esporas, minerales, elementos químicos o materia orgánica atrapados durante los miles o millones de años que la naturaleza requirió en su conformación.

Esta información permite a los expertos determinar a qué época pertenece, el clima de la tierra en épocas pasadas, o la vegetación y fauna que habitaban la región donde se conformó.

De esta manera una roca se convierte en un elemento valioso en diversas industrias, en particular en la de los hidrocarburos, dado que a partir del análisis de su composición y mediante varias herramientas geológicas se disminuye la brecha en la incertidumbre exploratoria.

Haciendo uso de esta información, investigadores del Instituto Colombiano del Petróleo, ICP, desarrollaron una metodología de análisis que permite conocer la composición química de las rocas presentes en nuestro subsuelo para complementar los modelos geológicos existentes de las cuencas que pueden contener hidrocarburos.

A partir de la experiencia exploratoria en la cuenca de los Llanos Orientales se vió la necesidad de ampliar el conocimiento de la cuenca mediante la implementación de nuevas herramientas tecnológicas que luego de dos años de investigaciones dieron como resultado la Metodología para el Análisis Geoquímico Inorgánico de Sedimentos mediante Espectrometría de Plasma Masas y Plasma Óptico.

La metodología es un nuevo producto tecnológico del ICP en el que el proceso analítico se lleva a cabo en el área de Petrología y el laboratorio de Espectroscopía, únicos en Colombia con capacidad para generar datos químicos completos de rocas y sedimentos a partir de los cuales los geólogos pueden mejorar y expandir su visión sobre los procesos que condicionan el desarrollo de sistemas petrolíferos.

“Estos análisis se hacen a través de los elementos químicos que contienen las rocas – no todas las rocas contienen los mismos elementos – lo cual nos aporta información de donde vienen los sedimentos, las condiciones climáticas en el pasado y si fueron afectados por algún movimiento de la corteza”, expone Néstor Raúl Moreno, uno de los autores de la metodología.

Dicho análisis, sumado a otras herramientas, ayuda a los expertos a entender la historia de las cuencas sedimentarias, es decir, su evolución y conformación en el tiempo geológico y cuáles pueden contener yacimientos de petróleo y gas. De esta manera, los geólogos pueden mejorar el conocimiento de las áreas de interés en los programas exploratorios.

Para Moreno, llegar a esta metodología no fue sencillo, debido a que revisaron procedimientos que se aplicaban en otros países y laboratorios, sin embargo, “la receta no funcionó para Colombia”, por lo que debieron ensayar, prueba y error, hasta llegar a la mejor manera de identificar y cuantificar los elementos químicos de las rocas colombianas de manera confiable y acorde a la infraestructura y facilidades de los laboratorios existentes en el ICP.

Esta nueva herramienta analítica contribuye a disminuir los riesgos e incertidumbres en la exploración, al identificar con certeza la composición química de las rocas, lo cual permite mejorar las interpretaciones sedimentológicas, estratigráficas y cronoestratigráficas de las cuencas de interés petrolífero y robustece los modelos de evolución geológica de las mismas.

Participaron en la investigación un equipo interdisciplinario de geólogos, químicos y tecnólogos químicos conformado por Néstor Raúl Moreno Gómez, Beatriz Murcia Celis, Jaime Ricardo Gélvez Llanez y Marisol Villamizar Archila.
PENCIA, ESTRATIGRAFÍA Y MODELAMIENTO DE CUENCAS
Bucaramanga, septiembre 4 de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Registros

Visitas al sitio bersoa.com De momento a esta pág: